Así funciona el cerebro de la mujer cuando tiene la menstruación

El hipocampo, el hipotálamo y la amígdala tienden a ser las zonas más afectadas por los cambios hormonales producidos por el ciclo menstrual.

El ciclo menstrual de la mujer afecta a su cerebro en un abanico importante de formas, una más positivas y otras negativas. Hormonas como los estrógenos, la progesterona y la testosterona fluctúan durante el ciclo menstrual de la mujer y las distintas “oleadas” de estas hormonas en el organismo pueden influir en el estado de ánimo y en la autoestima de las féminas. Pero, ¿qué cambios produce en el cerebro?

 

Durante el síndrome premenstrual, las hormonas comienzan a fluctuar y a alterar la química del cerebro que nos mantiene equilibrados y en estado de alerta. Una vez llega el ciclo menstrual (cada 28 días de promedio) comienzan los altibajos en los estrógenos y su eco en el cerebro femenino. Según un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), el aumento de los niveles de estrógenos durante estos días, estimulan la liberación de endorfinas que eliminan esa especie de “niebla mental” que sienten las mujeres durante el síndrome premenstrual, ya que los niveles de estrógenos están directamente asociados con el bienestar emocional de la mujer; por ello, los primeros días de la menstruación vienen marcados, en algunas mujeres, por un aumento de la energía, de la felicidad e incluso de inspiración.

 

Pero este aumento del estrógeno también aumenta la conectividad sináptica en el hipocampo, hasta un 25%, según expone el estudio, lo que afecta a la memoria a corto plazo y la toma de decisiones. Por tanto, las decisiones impulsivas quedan descartadas durante estos días, debido al aumento de la hormona. Cuanto mayores sean los niveles de estrógeno, menos impulsiva es una mujer.

 

El dolor menstrual, común en 3 de cada 4 mujeres en edad fértil, es variable y su intensidad, si llega a ser grave, puede incluso nublar el funcionamiento cognitivo; esto se debe a que los dolores más fuertes provocan cambios en el volumen de la materia gris del cerebro, como ya determinó un estudio publicado en la revista Pain. Sin embargo, el dolor menstrual no solo afecta a la materia gris sino al funcionamiento cognitivo general del cerebro femenino. Las mujeres experimentan una disminución en su capacidad para llevar a cabo tareas complejas ya que su rendimiento se ve mermado en facetas como la atención.

 

Etiquetas: cerebromujeressexo femeninosexualidad

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar