¿Usar el GPS para orientarnos hace que el cerebro encoja?
¿Usar el GPS para orientarnos hace que el cerebro encoja?

Utilizar mapas digitales y sistemas GPS cada vez que nos desplazamos de un lugar a otro podría provocar que el cerebro humano encoja. Es lo que se desprende de un reciente estudio realizado por investigadores canadienses de la Universidad McGill, en Montreal (Canadá). Los científicos emplearon imágenes obtenidas por resonancia magnética para comparar la anatomía cerebral de sujetos habituados a usar los aparatos de navegación por satélite con la de individuos que no los usan. Y observaron que los primeros tenían menor volumen de materia gris en el hipocampo, un área del cerebro cuyas principales funciones son la consolidación de la memoria y el aprendizaje.

Este hallazgo concuerda con las ideas del teórico evolutivo y divulgador Richard Dawkins, que ha sugerido que el estímulo decisivo para que el cerebro de nuestros antepasados creciera separándonos del resto de los simios fue, precisamente, la capacidad de dibujar mapas.


SUBIR
Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, recopilar información estadística de tu navegación y mostrarte contenidos y publicidad relacionados con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.