¿Qué debo hacer si me pica una avispa o una abeja?
La aplicación de hielo es eficaz para aliviar el dolor y el edema provocados por el veneno, pero nunca se debe recurrir a remedios populares, como barro, orina y saliva. Algunos médicos recomiendan frotar la zona con un algodón con bicarbonato o con un desodorante que tenga aluminio (casi todos lo tienen), para anular el efecto del veneno. Si la picadura es de una abeja, ésta se habrá desgarrado con seguridad el aguijón, que queda clavado en la piel. Hay que retirarlo con unas pinzas, eso sí, evitando presionar sobre la bolsita del veneno.

 


SUBIR
Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, recopilar información estadística de tu navegación y mostrarte contenidos y publicidad relacionados con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.