¿Por qué se nos seca la boca?
La boca seca o hiposialia es un trastorno que afecta al 30 por 100 de las personas. Se origina por una reducción de la cantidad de saliva vertida a la boca por los tres pares de glándulas salivares: las sublinguales, que se encuentran debajo de la lengua; las submaxilares, situadas detrás, y las parótidas, que están a la altura del oído.

La secreción de saliva está regulada por hormonas -la antidiurética, por ejemplo, reduce su producción- y por el sistema nervioso autónomo, que normalmente trabaja fuera del control voluntario y consciente. La degeneración y atrofia de las glándulas, los estados febriles, las diarreas y los vómitos, así como el consumo de ciertos fármacos, de alcohol y tabaco, pueden alterar estos mecanismos de control y reducir el flujo salival. Las situaciones de estrés, como la tensión emocional ante un examen oral, y el miedo también pueden hacer que se seque momentáneamente la boca. Esta respuesta fisiológica depende del sistema nervioso simpático, que suele tener un efecto excitante.

 


SUBIR
Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, recopilar información estadística de tu navegación y mostrarte contenidos y publicidad relacionados con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.