¿Los líderes nacen o se hacen?
¿Los líderes nacen o se hacen? El liderazgo es accesible a muchas personas, no es algo reservado a una élite como se cree. En realidad, los líderes ni nacen, ni se hacen. A menudo los hacen surgir unas circunstancias concretas que demanden una figura que tire de los demás y decida. Y esto puede suceder tanto en la empresa, como en la familia, la escuela o la iglesia, por ejemplo. Hay quien se lo propone y se hace líder en virtud de las responsabilidades que toma, de su capacidad de arrastre y de su habilidad para hallar soluciones. Según los expertos, las características que definen a un buen líder son: la empatía; ser tímido o callado, pero firme; tolerar el fracaso; y tener visión de largo alcance, voluntad de cambio y ética.



SUBIR
Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, recopilar información estadística de tu navegación y mostrarte contenidos y publicidad relacionados con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.