¿Importa el tamaño de los testículos?
Aunque su dimensión no tiene relevancia en las relaciones sexuales, hay quienes se sienten atraídos por los testículos XXL. La explicación de los sociobiólogos es que los grandes garantizan evolutivamente una mayor producción de testosterona, hormona implicada en la calidad del semen y la procreación. Por eso, los testículos de las especies con mayor competitividad reproductiva suelen ser más voluminosos. Por ejemplo, los chimpancés, cuyas hembras copulan con varios machos, maximizan su probabilidad de éxito fabricando mucho semen en unos testículos de 115 gramos -un chimpa pesa unos 45 kilos-. Y los del gorila, que apenas compite para aparearse, pesan 35 gramos; un par de güitos en una mole de 200 kilos.




SUBIR
Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, recopilar información estadística de tu navegación y mostrarte contenidos y publicidad relacionados con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.