Veneno de araña para combatir el dolor

Un equipo de investigadores coordinado por el profesor Glenn King, del Instituto de Biociencia Molecular de la Universidad de Queensland, en Australia, ha encontrado siete compuestos en el veneno de araña que podrían tener importantes aplicaciones en el tratamiento del dolor, un mal que sufre de forma crónica la quinta parte de la población mundial.

 

Según se recoge en la revista British Journal of Pharmacology, se trata de complejos que interfieren la señalas nerviosas que son enviadas al cerebro. En concreto, resultan especialmente interesantes los que bloquean los canales de iones de sodio Nav1.7, que codifica el gen SCN9A. Estos se encuentran en las terminaciones de los nervios sensibles al dolor, en la zona donde surge el impulso.

 

Los expertos que han participado en este nuevo estudio destacan que muchas de las 45.000 especies conocidas de arañas acaban con sus presas tras inyectarles venenos que contienen cientos de distintas moléculas proteicas, algunas de las cuales evitan la actividad de los nervios. “Se estima que existen al menos nueve millones de estos péptidos. Probablemente muchos más. Y solo el 0,01% de este inmenso panorama farmacológico ha sido explorado hasta ahora”, indica Julie Kaae Klint, una experta en electrofisiología que ha participado en el ensayo.

 

Tras desarrollar un sistema capaz de analizar a gran velocidad los compuestos presentes en el veneno de las arañas, los científicos estudiaron el de 206 especies. Así, averiguaron que en el 40% de las ponzoñas se encontraba al menos un complejo capaz de bloquear los citados canales de iones de sodio Nav1.7. Entre ellos, detectaron siete con posibles aplicaciones en el tratamiento del dolor, uno especialmente potente, cuya estructura química y estabilidad térmica y biológica sugiere que podría emplearse en el desarrollo de un nuevo fármaco.

Etiquetas: animalesveneno

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS