Unos genes de miedo

Unos genes de miedoNuestros terrores y miedos más profundos están escritos en los genes y cambian con la edad, según un nuevo estudio de la Virginia Commonwealth University (Estados Unidos) publicado en la revista Archives of General Psychiatry.

Para llegar a esta conclusión, un equipo de investigadores, dirigidos por Kenneth S. Kendler, ha estudiado durante más de una década a 2.490 gemelos nacidos en Suecia entre 1985 y 1986. Los voluntarios fueron evaluados según su nivel de miedo a distintos factores, como los relámpagos, la oscuridad, las arañas, las alturas, los espacios cerrados, la sangre y los dentistas. Y comprobaron que mientras a los 8 años de edad muchos de los gemelos idénticos compartían su miedo a la oscuridad, en la adolescencia era más común la fobia a la sangre y las agujas.

Según concluye Kendler, la naturaleza de los miedos comunes evoluciona y cambia durante el desarrollo. En otras palabras, los genes del miedo nos afectan de forma diferente a lo largo de la vida. Sin embargo no es lo único que hay que tener en cuenta. La genética, dice el investigador, determina sólo "nuestra vulnerabilidad general", pero la educación y las experiencias vitales también influyen. "Alguien de baja vulnerabilidad podría rápidamente desarrollar un temor a volar después de sobrevivir a un horrible accidente aéreo", asegura.


Artículos relacionados · La ciencia de lo imprevisible, por A. Muñoz Molina (Las dos culturas)
· Enfermos de miedo (Salud, 28/09/2007)

Etiquetas: genéticapsicología

Continúa leyendo

COMENTARIOS