Una conversación vale más que mil crucigramas

Una conversación vale más que mil crucigramasDiez minutos de conversación son suficientes para mejorar nuestra memoria y obtener mejores resultados en los test de inteligencia, según un estudio de la Universidad de Michigan que será publicado en Personality and Social Psychology Bulletin.

Su autor, Oscar Ybarra, entrevistó a 3.610 personas de edades comprendidas entre 24 y 96 años para conocer su nivel de interacción social. En esencia, les preguntó con qué asiduidad hablaban por teléfono con amigos, vecinos y parientes, así como con qué frecuencia se reunían con ellos. A continuación los sometió a un mini-test de inteligencia. Los resultados eran elocuentes: independientemente de la edad, cuanto más interactúa socialmente un individuo mayor es el desarrollo de sus funciones cognitivas.

En un segundo experimento, Ybarra analizó el comportamiento de 76 estudiantes divididos en tres grupos. Durante 10 minutos, uno de los grupos mantuvo una intensa conversación sobre un tema de interés social, otro desarrolló un crucigrama y varios ejercicios, y el tercero (el grupo control) pasó el mismo tiempo delante de una pantalla de televisión viendo la comedia americana Seinfeld. A continuación todos ellos completaron dos test de inteligencia que medían su velocidad de procesamiento mental y la llamada "memoria de trabajo" (a corto plazo). Los resultados no dejaban lugar a dudas: una conversación tenía el mismo efecto positivo sobre el cerebro que las "actividades intelectuales" realizadas por el segundo grupo.

Según el investigador, la mente humana ha evolucionado para enfrentarse a problemas sociales, por lo que no resulta extraño que ejercitar este aspecto tenga beneficios sobre todo el cerebro. "Visitar a un amigo", concluye Ybarra, "puede ser tan útil para mantenernos ágiles mentalmente como hacer un crucigrama diario".

Etiquetas: cerebrointeligenciamemoria

Continúa leyendo

COMENTARIOS