Un fármaco contra el cáncer podría ayudar a recuperar la memoria

Sería un tratamiento idóneo para pacientes con enfermedad de Alzheimer y demencia.

El alzhéimer y la demencia no solo pueden llevar a la pérdida total de la memoria sino también afectar a la función motora del paciente. Ahora, una nueva investigación desarrollada por un equipo de científicos del departamento de Neurobiología y Comportamiento de la Universidad de California en Irvine (EE.UU.) ha sugerido que un fármaco habitualmente empleado en el tratamiento del cáncer podría ayudar a recuperar la capacidad de crear nuevos recuerdos.

 

Este medicamento en cuestión es RGFP966 y se utiliza actualmente en terapias contra el cáncer para prevenir la activación de genes que convierten las células normales en cancerosas. ¿Qué es lo que hace en nuestro cerebro? Provoca que las neuronas tengan más plasticidad y sean, por tanto, más capaces de realizar conexiones y de mejorar la memoria como fin del proceso.

 

Para probar su efectividad, los científicos realizaron un experimento con ratones. Cuando distribuyeron el fármaco a los roedores con alzhéimer, descubrieron que estos eran más capaces de retener y recordar información, confirmando el desarrollo de nuevas conexiones entre las células cerebrales. Los ratones a los que se les dio el fármaco respondían correctamente con más frecuencia a las pruebas que el grupo de control que no recibió el medicamento. Según los investigadores, esta información aprendida durante el experimento podría convertirse en memoria a largo plazo.

 

En los humanos, este fármaco podría ayudar a “recablear” el cerebro, mantener vivas las neuronas y crear recuerdos ricos en detalles y contenido: “Las personas suelen recordar una experiencia con detalles limitados; no todo lo que vemos, oímos y sentimos es recordado Lo que ha ocurrido aquí es que la memoria está más cerca de una instantánea de la experiencia real en lugar de ser escasa, limitada o imprecisa”, explica Kasia M. Bieszczad, líder del trabajo.

 

El estudio ha sido publicado en la revista The Journal of Neuroscience.

 

Etiquetas: alzheimermedicamentosneuronassalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS