Un CI bajo y poco ejercicio en la adolescencia aumentan el riesgo de sufrir demencia temprana

Los hombres que a la edad de 18 años presentan un cociente intelectual bajo (es decir, por debajo de 100) y que practican poco ejercicio pueden sufrir demencia antes de los 60 años. Esta es la conclusión de un reciente estudio realizado por un equipo de científicos de la Universidad de Gotemburgo (Suecia) y publicado en la revista Brain.

 

El estudio, que abarcó el análisis de 1,1 millones de jóvenes, pudo establecer una correlación entre la aptitud cardiovascular de un adolescente, su CI y sus problemas de salud en su vida adulta. Los resultados determinaron que tenían 2,5 veces más probabilidades de desarrollar demencia temprana los que no realizaban ejercicio a menudo; 4 veces más riesgo los que tenían un cociente intelectual bajo y 7 veces más probabilidades de desarrollar demencia si se unían estos dos factores. Del total de los participantes del estudio, 660 hombres fueron diagnosticados con demencia de aparición temprana.

 

La demencia engloba un grupo de diferentes enfermedades que se caracterizan por el empeoramiento o deterioro gradual de las capacidades cognitivas del individuo y que afecta al 2% de las personas entre 65-70 años y al 20% de los mayores de 80 años. Por tanto, prevenir el desarrollo de la demencia antes de los 60 años es un seguro de calidad de vida.

 

Los científicos afirman que el ejercicio físico y también el cognitivo disminuye el riesgo de enfermedades neurológicas, ya que fortalece nuestras funciones fisiológicas y mentales, es decir, provoca que el cerebro sea más resistente al daño y a las enfermedades como ha podido constatar este estudio sueco.

 

Etiquetas: cerebroejercicioneurologíasalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS