Un antidepresivo que combate el dolor

dolor-memoriaEl compuesto andidepresivo duloxetine, comercialmente conocido como Cymbalta, ha conseguido aliviar la sensación de dolor causada por la quimioterapia en el 59 por ciento de los pacientes, según revela un nuevo estudio. 

El dolor o neuropatía periférica inducida por la quimioterapia es un efecto secundario común de ciertos medicamentos usados para combatir el cáncer. Se trata de una sensación de escozor, habitualmente en los pies, los dedos y las manos,que puede ser incómoda para muchos pacientes, y que en un 30 por ciento de los casos se acompaña de dolor intenso.

En el nuevo estudio, que se presenta en la Reunión Anual de la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica, los investigadores trabajaron con 231 pacientes que sufrían neuropatía dolorosa tras recibir los compuestos oxaliplatin o paclitaxel en sesiones de quimioterapia. A los pacientes se les administró al azar duloxetine o un placebo durante cinco semanas. Así se comprobó que más de la mitad de los pacientes que recibieron duloxetine informaba de una disminución del dolor. "La buena noticia es que el medicamento funcionó con la mayoría de los pacientes; ahora tenemos que determinar quiénes son los que responden", ha explicado la autora principal del estudio, Ellen M. Lavoie Smith, investigadora en el Centro Integral del Cáncer de la Universidad de Michigan (EE UU). "Además del alivio de los síntomas y la mejoría en la calidad de la vida, el tratamiento del dolor de la neuropatía periférica mejora la calidad de la vida si ayuda a que los pacientes eviten la reducción de su dosis de quimioterapia", añade Smith.

Anteriormente se había demostrado que el duloxetine ayudaba a aliviar la neuropatía diabética dolorosa. Se cree que este tipo de antidepresivos actúa incrementando los neurotransmisores que interrumpen las señales del dolor al cerebro.

Continúa leyendo

COMENTARIOS