Trabajar en turnos rotativos es malo para la memoria

No es la primera vez que relacionan el trabajo por turnos con problemas de salud. Ya ha sido asociado a enfermedades cardiovasculares o úlceras y ahora, un nuevo estudio llevado a cabo por un equipo de investigadores de la Universidad de Toulouse II-Le Mirail (Francia) afirma que puede alterar la función cerebral, afectando tanto a la memoria como a la velocidad de procesamiento.

 

Los científicos contaron con la participación de más de 3.000 voluntarios que trabajaban en una amplia gama de sectores, representando 1.484 de ellos trabajadores de turnos rotativos al menos 50 días al año. Se analizaron sus capacidades cognitivas (evaluando la memoria a corto y largo plazo, la velocidad de procesamiento y sus capacidades cognitivas globales) en tres momentos: 1996, 2001 y 2006.

 

Los resultados del estudio en 1996 revelaron que los trabajadores por turnos (ya fuese en la actualidad o que hubieran realizado ese turno de trabajo en el pasado) presentaban puntuaciones más bajas en la memoria y velocidad de procesamiento y menor potencia cerebral que los que sólo habían trabajado en el horario habitual de oficina.

 

Cinco años después, en 2001 volvió a repetirse el estudio. Las conclusiones fueron idénticas: los participantes que habían trabajado diez años o más en turnos rotativos tenían menor memoria cognitiva e inferiores puntuaciones globales respecto a los que jamás habían trabajado de esta forma.

 

¿Pueden recuperarse las capacidades cognitivas? Esta pregunta formó parte de la última parte del experimento. Comprobar si dejar el trabajo por turnos estaba asociado a una recuperación o no. La respuesta fue afirmativa, pero este proceso requería de al menos cinco años.

 

“El deterioro cognitivo observado en el presente estudio puede tener consecuencias importantes para la seguridad, no sólo para las personas afectadas, sino también para la sociedad en su conjunto, dado el aumento del número de puestos de trabajo en situaciones de alto riesgo que se realizan de noche”, explican los autores del estudio que recoge la revista Occupational and Environmental Medicine.

 

Etiquetas: cerebromemoriasaludtrabajo

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS