Terror cómico

No todo el mundo encuentra divertidos a los payasos, con su enorme nariz roja y su rostro oculto por abundante maquillaje. De hecho la coulrofobia o miedo a los payasos es mucho más común de lo que pensamos. Sobre todo entre los más pequeños, según revela una reciente investigación realizada en Gran Bretaña.

Tras estudiar a más de 200 pacientes de pediatría, el investigador Pal Salkovskis, del Hospital Maudsley de Londres, ha llegado a la conclusión de que las salas de hospital decoradas con imágenes de payasos asustan a los niños. Y aunque es evidente que entre los adultos el séptimo arte ha contribuido a asociar a los payasos con una sensación de terror a través de películas como Eso (It, de Stephen King, 1990), Salkovskis cree que este temor infantil tiene que ver con lo poco corriente que resulta ver a estos personajes.

"Normalmente las personas sentimos miedo hacia cosas que son incorrectas en algún sentido, que nos desconciertan?, explica el investigador. "Somos sensibles a las cosas extraordinarias, especialmente durante los primeros años de vida", añade Salkovskis, que asegura que esta situación se agrava cuando el niño está fuera de su hogar, en un centro de salud.


BBC / Universidad de Sheffield

Continúa leyendo

COMENTARIOS