Tener un nivel alto de ácido úrico protege contra el párkinson

Por contra, un nivel bajo aumenta las probabilidades de desarrollar la enfermedad.

 

En los hombres, tener un alto nivel de ácido úrico en la sangre puede ser señal de una menor probabilidad de desarrollar la enfermedad de Parkinson, según un nuevo estudio llevado a cabo por la Universidad Estatal de Pensilvania (EE.UU.) y publicado en la revista Neurology.

 

La enfermedad de Parkinson suele aparecer en las personas mayores de 60 años y sus síntomas principales son temblores, rigidez, lentitud de movimientos y problemas de equilibrio y coordinación. Estas señales o manifestaciones físicas van empeorando con el tiempo, dificultando la realización de las labores más habituales del día a día.

 

Ahora, una nueva investigación ha determinado que el urato o ácido úrico, que estudios anteriores ya lo habían sugerido como escudo protector de las neuronas, puede prever las posibilidades de desarrollar párkinson.

 

Para ello, los expertos examinaron a 90.214 participantes en tres grandes estudios en curso, llevando a cabo análisis de sangre con objeto de medir los niveles de ácido úrico de cada uno de los voluntarios. Hasta 388 personas desarrollaron la enfermedad de Parkinson en el transcurso del estudio.

 

Combinando sus resultados con otros estudios previos y tras ajustar otros factores como la edad, el tabaquismo o el consumo de cafeína, hallaron que los hombres con los niveles más altos de ácido úrico (6,3-9,0 mg/dL) tenían casi un 40% menos de probabilidades de desarrollar la enfermedad en comparación con los que tenían niveles bajos (menos de 4,9 mg/dL).


“Estos resultados sugieren que
el urato podría proteger contra el párkinson o retardar la progresión de la enfermedad en sus primeras etapas antes de que se observen síntomas. Los resultados apoyan la investigación sobre si elevar el nivel de ácido úrico en personas con principio de párkinson puede retrasar los efectos de la enfermedad”, explica Xiang Gao, líder del estudio.

 

Etiquetas: enfermedadesneuronasparkinsonsalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS