Sobrevivir o no al ébola depende de los genes

El virus de ébola lleva un recorrido letal desde que apareció un brote en África occidental en marzo de 2014, infectando a más de 10.000 personas de distintos países y llevándose consigo unas 5.000 víctimas hasta el momento.

 

Ahora, un equipo de investigadores del departamento de Microbiología de la Universidad de Washington (EEUU) ha realizado un experimento con ratones de laboratorio con objeto de averiguar por qué algunos pacientes infectados por el ébola se salvan y otros mueren. El resultado del estudio, publicado en la revista Science, revela que la clave está en los genes.

 

Para su experimento, los científicos infectaron con la cepa Zaire de ébola (la misma especie de virus que causa el brote actual) pero en una variante propia para ratones, descubriendo que la supervivencia al mismo tiene un componente genético determinante.

 

Los ratones infectados por la cepa de ébola perdieron peso durante los primeros días tras la infección. Pese a ello, el 19% de los ratones no murió y recuperó su peso en las siguientes dos semanas. El 11% fue parcialmente resistentes y menos de la mitad de ellos murió durante el experimento. En suma, los ratones supervivientes experimentaron una mayor actividad en los genes que ordenan la reparación de los vasos sanguíneos y la producción de glóbulos blancos que combaten las infecciones.

 

“Este es el primer estudio que demuestra definitivamente que los antecedentes genéticos del organismo de acogida pueden determinar la amplia gama de manifestaciones de la enfermedad. También es el primer modelo que permite vincular genes específicos a este resultado”, explica a la agencia Sinc Angela Rasmussen, coautora del estudio.

 

Este hallazgo, según los autores, será vital para la comprensión de la base genética del virus, así como para el desarrollo de herramientas para su diagnóstico y medicamentos o vacunas para evitar brotes en el futuro.

 

Etiquetas: genéticasaludvirusébola

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS