Si quieres estar más feliz, sonríe

Quizá te hayas hecho alguna vez esta pregunta: ‘¿Estoy feliz porque sonrío o sonrío porque estoy feliz?’ Desde la Psicología se ha intentado averiguar, más allá de la pura reflexión, cuánto hay de verdad en ambas direcciones de la emoción, y un nuevo estudio realizado por investigadores chinos parece haber encontrado un hallazgo curioso.

 Es bastante intuitivo pensar que, cuando las personas nos sentimos bien, sin preocupaciones importantes y con buen ánimo, tenemos una cierta tendencia más o menos general a mostrar una sonrisa. Pero la que ha suscitado más dudas ha sido la cuestión de si el simple gesto de sonreír hace que nos sintamos mejor. Comprobarlo fue el objetivo de Jingjing Chan y sus colaboradores, quienes analizaron la actividad cerebral de 20 personas en dos condiciones distintas utilizando resonancia magnética cerebral. El primer grupo debía sostener un bolígrafo sólo con los dientes (facilitando la activación de los músculos que se mueven con la sonrisa) mientras que el segundo debía sostener el boli solo con los labios (inhibiendo los músculos de la sonrisa)

 

En primer lugar se analizó la actividad cerebral espontánea y se observó que al sujetar un bolígrafo solo con los dientes, había cambios en la actividad de áreas relacionadas con el inicio de las emociones y con el control de la atención.

 

En un segundo experimento, se analizó la actividad cerebral durante una tarea de reconocimiento de emociones en fotografías (donde los participantes debían decidir si la cara que veían tenía una expresión de alegría o de tristeza). Los análisis mostraron que había cambios en la actividad cerebral de áreas que se relacionan con la imitación de expresiones y con las emociones (como el lóbulo parietal, el área motora suplementaria y el cíngulo medio) cuando la postura mantenida por la cara al sujetar el bolígrafo influía en el reconocimiento de emociones en las fotos.

 

Estos resultados, publicados en Biological Psychology (2014), demuestran que nuestros actos motores, a un nivel muy básico, también pueden influir sobre nuestras emociones. En los tiempos que corren quizá sea un consuelo saber que sentirnos un poco mejor está en nuestra mano, así que, sonríe y te sentirás más feliz, al menos cerebralmente hablando.

 

Marisa Fernández, Neuropsicóloga Senior, Unobrain

Etiquetas: cerebrocómo ser felizfelicidadsalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS