Si estás a dieta, limpia la cocina

Las cocinas sucias y desordenadas crean ansiedad y nos empujan a comer compulsivamente.

Los kilos de más pueden venir de donde menos te lo esperas. Porque aunque resulta obvio que la cocina es una zona de riesgo (o, mejor dicho, LA zona de riesgo), a nadie se le había ocurrido averiguar hasta ahora si tenerla limpia o sucia, desordenada o en estado de revista, influye en la cantidad y el tipo de comida que tomas. Y parece que sí. Y mucho. 

Esto es lo que ha descubierto un equipo de científicos en el laboratorio Food and Brand Lab, centro perteneciente a la Universidad Cornell, en Nueva York.

El experimento ha consistido, simplemente, en poner a 101 mujeres en la tesitura de permanecer diez minutos en una cocina donde podían tomar galletitas, snacks o zanahorias a discreción. Mientras que la mitad de las voluntarias esperaba en una estancia desastrosa, llena de papeles tirados y platos sucios en el fregadero, la otra mitad lo hizo en una cocina escrupulosamente ordenada y pulcra

El resultado de este curioso ensayo fue concluyente: las primeras salieron con el doble de galletitas y 65 calorías más en su cuerpo que las segundas, como cuentan los investigadores en la revista Environment and Behavior. “Estar en un ambiente caótico y sentir que pierdes el control es malo para las dietas. Parece que incita a la gente a pensar: ‘si todo está descontrolado, ¿por qué no lo voy a estar yo?’. Sospecho que a los hombres les ocurre lo mismo”, ha explicado Lenny Vartanian, Profesor Asociado de Psicología en la Universidad de Nueva Gales del Sur (Australia) y director del estudio.

Etiquetas: cuerpo humanodietasalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS