Ser propenso a la depresión depende de una sola proteína

La capacidad del cerebro para hacer frente de manera efectiva al estrés y ser menos susceptibles de caer en depresión viene dada por un solo tipo de proteína, de acuerdo con un nuevo estudio llevado a cabo en la Escuela Icahn de Medicina del Monte Sinaí (EEUU).

 

En su investigación, publicada en la revista Nature, los expertos indican que esta proteína es la beta-catenina, que se expresa en el cerebro y que cuenta con muchas funciones biológicas importantes. Los científicos realizaron un experimento con ratones a los que expusieron a estrés social crónico, descubriendo que la actividad de esta proteína en las neuronas D2 en el núcleo accumbens (sistema motivacional) accionaban la resistencia. Es decir, los ratones que tenían activada la proteína b-catenina estaban protegidos contra el estrés, mientras que los que tenían la proteína inactiva, desarrollaron signos de depresión en su comportamiento. Tras activar la b-catenina en los ratones estresados, comprobaron que este cambio reforzó su capacidad de resistencia al estrés.

 

“Nuestros resultados son distintos respecto a la serotonina y otros neurotransmisores implicados previamente en la depresión o la capacidad de resistencia contra ella. Estos datos proporcionan una nueva vía para encontrar nuevos antidepresivos potencialmente más eficaces”, aclara, Eric J. Nestler, líder del estudio.

 

Esta investigación abre un nuevo camino para comprender en profundidad las claves de la depresión y desarrollar terapias dirigidas a fortalecer la capacidad de recuperación frente al estrés como modo de protegerse contra la depresión.

 

"Mientras que la mayoría de los esfuerzos anteriores en el descubrimiento de fármacos antidepresivos se han centrado en la manera de deshacer los malos efectos del estrés, nuestros resultados proporcionan una vía para generar nuevos antidepresivos que activan los mecanismos de resistencia natural”, aclara Nestler.

 

Etiquetas: depresiónestrésproteínassalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS