Regeneran corazones dañados de monos usando células madre humanas

El año pasado presenciamos cómo el corazón de un mamífero, concretamente el de un ratón, era capaz de volver a latir tras ser reconstruido con células madre. Ahora, un equipo de científicos de la Universidad de Washington (EEUU) ha logrado restaurar los músculos del corazón dañados en monos usando esta misma técnica con células madre embrionarias humanas.

 

Para el experimento, los investigadores indujeron infartos de miocardio controlados en macacos de cola de cerdo. Tras crear estos infartos experimentales, el músculo cardíaco queda dañado y no vuelve a crecer, por lo que el corazón es menos capaz de bombear sangre, circunstancia que suele derivar finalmente en la insuficiencia cardíaca. El fin de este experimento era utilizar células madre para reemplazar el tejido muscular dañado con nuevas células del corazón, con el objetivo de que el corazón funcionase con total normalidad.

 

Así, los expertos inyectaron mil millones de células musculares cardíacas derivadas de células madre embrionarias humanas en el músculo del corazón infartado. Tras varias semanas, las células se infiltraron en el tejido dañado, maduraron y se ensamblaron en las fibras musculares provocando una integración plena en el músculo del corazón de los macacos en tan sólo tres meses.

 

"Antes de este estudio, no se sabía si es posible producir un número suficiente de estas células y utilizarlas con éxito para regenerar los músculos de corazones dañados en un animal grande cuyo tamaño y fisiología del corazón son similares a los del corazón humano", afirma Charles Murry, líder del estudio.

 

Gracias a este experimento, publicado en la revista Nature, los científicos sugieren que en unos cuatro años este mismo enfoque podrá ser viable en los seres humanos.

 

Etiquetas: células madresalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS