¿Quién se acuerda de las enfermedades olvidadas?

Una de cada seis personas del mundo padece alguna de las enfermedades tropicales consideradas como “olvidadas” por la Organización Mundial de la Salud. Sin embargo, al afectar a grupos con poco interés económico, los esfuerzos realizados para investigar las causas y combatir estas enfermedades son muy pequeños. La Iniciativa Medicamentos para Enfermedades Olvidadas (DNDi por sus siglas en inglés) pretende suplir estas carencias y contribuir a la lucha contra estas afecciones minoritarias. La Fundación BBVA ha reconocido la labor de esta organización y le ha otorgado el Premio Fronteras del Conocimiento en la categoría de Cooperación al Desarrollo.

“A pesar del progreso de la salud pública en el último siglo, todavía persisten diferencias significativas y muchas de las enfermedades que afectan a las poblaciones más pobres siguen olvidadas”, señala el acta de los premios. “La falta de incentivos para los mercados provoca que se dedique solo el 10 por ciento del gasto en investigación a enfermedades que representan el 90 por ciento de la carga en la salud mundial en cuanto a mortalidad prematura y discapacidad. Controlar y eliminar esas enfermedades es un componente vital en la estrategia para aliviar la pobreza”.

Esta organización sin ánimo de lucro se dedica a detectar las necesidades de nuevos tratamientos e implicar a instituciones públicas y privadas para desarrollarlo, producirlo y distribuirlo. Desde su creación, DNDi ha logrado seis nuevos remedios adaptando otros anteriormente existentes a las necesidades y condiciones de los países afectados, ya que el tratamiento ideal debe tener las propiedades de ser administrado oralmente, ser seguro, eficaz, de bajo  costo y corta duración. En concreto, DNDi ha desarrollado dos tratamientos contra la malaria, dos contra la leishmaniasis, uno contra la enfermedad del sueño y otro para la enfermedad de Chagas. “Estas enfermedades afectan a 3.000 millones de personas”, indica el acta del jurado del premio Fronteras del Conocimiento. “Algunos de sus nuevos fármacos se han aplicado en más de 30 países de África,  Asia y Latinoamérica, y por poner un ejemplo, se han distribuido más de 150 millones de dosis de sus tratamientos contra la malaria”.

El director de la DNDi, Bernard Pécoul, ha manifestado que se siente feliz “por la institución, pero también por los enfermos olvidados, que son los que están en el centro de la iniciativa. DNDi es la demostración de que se puede poner la mejor ciencia al servicio de las poblaciones más olvidadas”.

Etiquetas: salud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS