Practicar yoga mejora la calidad de vida de las pacientes de cáncer de mama

Practicar yoga tiene muchos efectos positivos en nuestra salud. Ahora, un nuevo estudio llevado a cabo por el Anderson Cancer Center de la Universidad de Texas (EEUU) añade uno nuevo: una mejoría en la calidad de vida de las mujeres que tienen cáncer de mama. Uno de los efectos secundarios más comunes en las mujeres que siguen un tratamiento contra el cáncer es la sensación de fatiga debido a la radioterapia.

 

Para probar la tesis del impacto positivo de la práctica del yoga, el equipo de investigadores analizó a 191 mujeres con cáncer de mama con diferentes etapas dentro de la enfermedad. Todas las mujeres fueron asignadas al azar en tres grupos: el primero practicaría yoga, el segundo algunos estiramientos y el tercero ningún tipo de ejercicio. Las mujeres de los dos primeros grupos tuvieron que practicar 1 hora de yoga, 3 veces a la semana, durante un período de 6 semanas.

 

Durante este período, preguntaron a las pacientes por su sensación de calidad de vida, fatiga, depresión y calidad del sueño, al mismo tiempo que les fueron realizados varios electrocardiogramas y análisis de saliva, para medir sus niveles de cortisol, la hormona del estrés.

 

El experimento dio como resultado que las mujeres que habían participado activamente en las sesiones de yoga (el primer grupo) mostraron la caída más aguda en los niveles de cortisol, sugiriendo, por tanto, que el yoga actuaba como regulador más que eficaz de la hormona del estrés. Además, las mujeres sintieron una reducción de la fatiga y presentaron un estado de salud general mucho mejor. Las mujeres de los grupos restantes no notaron ninguna diferencia con respecto a su estado anterior y sus niveles de cortisol no bajaron.

 

El estudio, cuyos resultados han sido publicados en la revista Journal of Clinical Oncology determina que la práctica de un deporte como el yoga, que combina el cuerpo y la mente, tiene un enorme potencial de cara a combatir la fatiga producida por la radioterapia mediante la regulación de la hormona del estrés, y mejorando la calidad de vida en general antes, durante y después del tratamiento.

 

Etiquetas: cortisolcáncercáncer de mamadeporteyoga

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS