Poco peso al nacer duplica las posibilidades de ser infértil

Un equipo de investigadores de la Universidad de Linköping (Suecia) ha descubierto que las características físicas de las niñas en el momento de nacer pueden influir en las posibilidades de ser infértiles en la edad adulta.

 

Los investigadores explican en su estudio publicado en la revista BMJ que a pesar de que los avances en medicina estén posibilitando que los bebés con bajo peso (menos de 2,5 kilogramos) puedan sobrevivir y salir adelante, también significaría que los índices de infertilidad entre las féminas podrían aumentar.

 

Para llegar a esta conclusión, los científicos analizaron los datos de 1.293 mujeres con 40 años o menos que buscaran un tratamiento de fertilidad junto a sus parejas heterosexuales. En el análisis, la infertilidad femenina fue de un 38,5%; la masculina de un 27%. El resto eran causas combinadas de las anteriores o casos sin explicación. De las 1.293 mujeres objeto del estudio, el 4% habían nacido prematuramente y el 4% tuvieron un peso bajo al nacer.

 

El examen de todos estos datos dio como resultado que las mujeres que estaban buscando tratamiento para su infertilidad tenían 2,4 veces más probabilidades de haber nacido con poco peso. Así, nacer con menos peso del esperado podría duplicar el riesgo de no poder tener hijos cuando se desee intentar en la edad adulta. Según los autores de la investigación, este es el primer estudio que relaciona las características físicas en el momento del nacimiento con la infertilidad posterior en la edad adulta.

 

Etiquetas: fertilidadsalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS