Párkinson bajo control en casa

Investigadores españoles desarrollan un método que detecta dificultades motoras a partir del tecleado del paciente.

También te puede interesar: El Parkinson podría tener un origen infeccioso o autoinmune

La enfermedad de Parkinson es el segundo trastorno neurodegenerativo más común en los países desarrollados. Solo en España lo sufren más de 150.000 personas, y a menudo se detecta mucho antes de la vejez: uno de cada cinco afectados de nuestro país es menor de 50 años. 

Se trata de una dolencia incurable, pero existen tratamientos que mejoran la condición de los pacientes. Administrarlos con eficacia requiere un seguimiento continuo del estado de la enfermedad. Y eso es lo que permite una técnica desarrollada por especialistas españoles en colaboración con investigadores del MIT. El método monitoriza la progresión del párkinson a partir de la interacción de los pacientes con el teclado de un ordenador, y también permite un diagnóstico temprano que resulta fundamental en la lucha contra este mal que afecta al sistema nervioso en el área encargada de coordinar la actividad, el tono muscular y los movimientos.

SEGURO QUE TE INTERESA...

Esta técnica identifica a un usuario por el tiempo que tarda en presionar y soltar cada tecla –por lo general, alrededor de 100 milisegundos–, y puede usarse para monitorizar el estado de un enfermo de Parkinson sin que este tenga que abandonar su casa. Se ha demostrado que de esta forma se detectan signos de deterioro de las funciones motoras. Basta con que el paciente interactúe con el teclado –actualizando Facebook, escribiendo tuits y correos electrónicos...– para sacar conclusiones. 

Los médicos Álvaro Sánchez-Ferro y José Obeso han coordinado las pruebas de este método, realizadas en varios centros hospitalarios españoles. Se pidió a 42 afectados de párkinson en estado temprano y 43 sujetos sanos que escribieran en un ordenador un texto de su elección durante periodos de 10 a 15 minutos.

El ordenador tenía instalado un software diseñado para medir el tiempo de presión y liberación de cada tecla. El análisis de los datos reveló grandes diferencias entre los enfermos, mientras que las personas sanas presentaban tiempos mucho más uniformes. Los investigadores, que han publicado su trabajo en la revista Scientific Reports, indican que esta técnica servirá para desarrollar algoritmos que descubran síntomas de otros desórdenes motores o neurológicos además del párkinson. 

El sistema puede instalarse como software o como hardware, usarse para llenar los vacíos entre visitas al neurólogo y realizar pruebas continuas sin desplazamientos. Como dice Luca Giancardo, uno de los autores del trabajo, "la posibilidad de monitorizar a los pacientes en su vida cotidiana ayudará a los médicos a fijar la dosis necesaria de medicación y a desarrollar nuevos tratamientos".  

Etiquetas: parkinsonsaludtecnología

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS