Paleodieta para envejecer con salud

Seguir la dieta de nuestros ancestros del Paleolítico podría beneficiar la salud femenina a partir de una cierta edad, aunque también tiene sus riesgos.

Hace algunos años se puso de moda la llamada paleodieta, es decir, el régimen basado en la comida que conseguían nuestros antepasados del Paleolítico mediante los dos métodos a su alcance por aquel entonces: la caza y la recolección. 

Este menú prehistórico incluiría, pues, generosas raciones de carne, pescado, frutas, ciertas verduras, semillas y frutos secos, pero limitaría los alimentos habituales procedentes de la agricultura, los cereales y las legumbres

Según estudio que se acaba de presentar de forma preliminar en el encuentro anual de la Sociedad Endocrina de Estados Unidos, celebrado en Boston, la paleodieta podría ser aconsejable, por lo menos, para las mujeres que han pasado ya por la menopausia.

Dirigidos por Caroline Blomquist, de la Universidad de Umea (Suecia), los investigadores han hecho un seguimiento de 35 voluntarias que hicieron paleodieta durante dos años. El 30% de su aporte energético diario procedía de proteínas, otro 30% de carbohidratos y el 40% restante de grasas no saturadas. Quedaban prohibidos los cereales, las sales añadidas y las grasas y azúcares refinados. Un grupo de control, formado otras 35 mujeres maduras, siguieron un régimen convencional bajo en grasas, con un 15% de proteínas, un 30% de grasas y un 55% de carbohidratos.  

La primera consecuencia observable fue que las voluntarias de ambos grupos perdieron peso en la misma medida. Sin embargo, las que siguieron la paleodieta redujeron la toma de grasas saturadas “malas” en un 19%, a la vez que aumentaron la dosis de grasas consideradas saludables para evitar la diabetes o las enfermedades cardiovasculares: la ingesta de poliinsaturadas se incrementó un 71%, y el de monoinsaturadas, en un 47%. Algunos expertos en nutrición advierten, sin embargo, que la paleodieta estricta también tiene sus riesgos, como un déficit en el aporte de fibra, manganeso y selenio

Etiquetas: Paleolíticodietasalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS