Moverse rápido ayuda al cerebro a aprender

Una investigación realizada por científicos de Alemania y Estados Unidos indica que cuanto más rápido se mueve una persona más intensos son sus ritmos cerebrales relacionados con el aprendizaje y la memoria.

En concreto, los investigadores, dirigidos por el profesor Mayank Mehta, de la Universidad de California en Los Ángeles (Estados Unidos), descubrieron que una señal eléctrica denominada «ritmo gamma» generada en el hipocampo desempeña una labor fundamental en el aprendizaje y la memoria durante periodos de estudio y concentración. Lo más curioso es que cuando nos movemos a mayor velocidad, el ritmo gamma se vuelve más intenso. "Se sabe que el ritmo gamma está controlado por la atención y el aprendizaje, pero parece que también por la velocidad a la que se corre", explicó el profesor Mehta. "Esta investigación pone de relieve una conexión interesante entre el mundo del aprendizaje y el de la velocidad de desplazamiento".

Según el profesor Mehta, el hipocampo posee la capacidad de registrar hechos y acontecimientos de forma rápida y temporal. Y de acuerdo con Zhiping Chen, coautor de trabajo que publica la revista Public Library of Science (PLoS), el hipocampo es también decisivo para la orientación. Las células del hipocampo codifican información sobre la posición, pero para orientarse no basta con saber dónde se está: es necesario saber también la velocidad de desplazamiento. “Concluimos que debe existir una señal cerebral separada que codifique esta información sobre la velocidad”, comenta Chen.

Etiquetas: cerebrocienciadeporteneurocienciasalud

Continúa leyendo

COMENTARIOS