Montañas rusas para eliminar las piedras en el riñón

Una investigación estadounidense señala que montarse en estas atracciones puede tener un efecto positivo en los cálculos renales.

Las piedras en el riñón –también conocidas como cálculos renales– son una enfermedad muy común que surge por la cristalización de sales y minerales presentes en la orina y que puede provocar episodios muy dolorosos para aquellos que la padecen –hay quien considera este dolor comparable al que se sufre durante un parto–. Las más pequeñas pueden salir a través de la orina, con mayor o menor padecimiento según su tamaño y forma; y las más grandes requieren una intervención quirúrgica.

Sorprendentemente, un estudio publicado recientemente en The Journal of the American Osteopathic Association apunta a que determinadas montañas rusas podrían ayudar a expulsar algunas de esas piedras –preferentemente, aquellas que no superan los 5 milímetros–. La investigación, llevada a cabo por dos urólogos estadounidenses, señala que estas atracciones podrían facilitar la evacuación de los cálculos renales, y la medida sería aún más eficaz si el pasajero ocupa el último vagón de la atracción.

 

Varios pacientes del doctor David Wartinger, investigador de la Universidad Estatal de Míchigan, fueron los que lo pusieron sobre la pista de este descubrimiento: le contaron que después de subirse en montañas rusas del parque temático de Disney World, en Orlando (Florida), habían podido eliminar sus piedras en el riñón. Uno de ellos aseguró que había evacuado tres después de montar un par de veces en una en concreto: la Big Thunder Mountain Railroad, un tren que atraviesa a toda velocidad un pueblo minero embrujado y que no es ni mucho menos la más moderna ni la más vertiginosa del parque, ya que no supera los 56 km/h y ni siquiera pone boca abajo a sus pasajeros.

Eso provocó que Wartinger, junto a uno de sus colegas, el doctor Mark Mitchell, quisieran estudiar el caso in situ: para ello, imprimieron en 3D un modelo artificial de riñón fabricado en silicona, introdujeron en él tres cálculos renales y viajaron hasta Orlando para ponerlo a prueba. Cargándolo en una mochila, se subieron en numerosas ocasiones en tres montañas rusas diferentes de Disney World. 

"En total, usamos 174 piedras de riñón de diferentes formas, tamaños y pesos para ver qué pasaba", explica Wartinger. Lo curioso es que la única atracción en la que funcionó fue en la Big Thunder Mountain Railroad; mientras que, por el contrario, el experimento fracasó en la Space Mountain y la Rock ‘n’ Roller Coaster Aerosmith, que son más violentas, ponen boca abajo a los pasajeros y hacen que la fuerza G experimentada por estos sea mayor. La montaña rusa ideal sería, según estas conclusiones, rápida, con algunos giros y vueltas, pero sin poner cabeza abajo a las personas ni realizar movimientos invertidos.

Asimismo, detectaron que el lugar ocupado por el viajero en el vagón influía notablemente en la tasa de éxito del experimento: las piedras fueron evacuadas en casi el 64% de los casos cuando iban sentados en la última fila, frente al 16% cuando se instalaron en la parte delantera.

 

Imagen: Tom Arthur vía Wikimedia / CC

Etiquetas: 3Dinvestigaciónmedicina

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS