Médula humana en un tubo de laboratorio

celulas-sangreEn un laboratorio de la Universidad de Michigan (Estados Unidos), un equipo de científicos ha creado la primera médula ósea artificial capaz de producir continuamente glóbulos rojos y linfocitos de la sangre.

La médula sintética crece sobre un andamio tridimensional transparente y poroso que imita casi a la perfección los tejidos que sustentan la médula ósea natural del interior de los huesos humanos, según explicó Nicholas Kotov, ingeniero químico y biomédico y coautor de un estudio que publica la revista Biomaterials.

Según Kotov, la nueva médula artificial cumple dos funciones esenciales de su homóloga natural: fabricar las células madre de la sangre y producir linfocitos B, un tipo de célula que se ocupa de producir anticuerpos para defendernos ante infecciones bacterianas, destruir células extrañas y frenar el crecimiento de células anormales, incluidos algunos cánceres.

Para demostrar si se comportaba realmente como una médula ósea, los científicos la implantaron en ratones con deficiencias de inmunidad. Los roedores no sólo produjeron células inmunes, sino que además crecieron nuevos vasos sanguíneos en la médula artificial.

Los fármacos que se usan en la quimioterapia contra el cáncer pueden suprimir en gran medida la función de la médula ósea, dejando al cuerpo más susceptible a las infecciones. La nueva médula artificial permitirá que los investigadores prueben cómo un medicamento, usado en distintas dosis, afectaría la función de la médula ósea antes de ensayar en humanos, señaló Kotov. Además, si todo sale según lo previsto, este tejido de laboratorio podría convertirse en un suministro permanente de sangre para las transfusiones.

Continúa leyendo

COMENTARIOS