Masque con moderación

Masque con moderaciónConsumir demasiados chicles y caramelos sin azúcar puede desencadenar una pérdida de peso severa y problemas intestinales, como diarrea crónica, según un nuevo estudio elaborado por investigadores alemanes.

El culpable es el sorbitol, conocido también como E420, un edulcorante sustitutivo del azúcar utilizado en los productos "sin azúcar".

Según revela la revista British Medical Journal (BMJ), una de las pacientes que participó en el estudio era una chica de 21 años de edad que llevaba meses sufriendo dolor de vientre, diarrea y pérdida de peso. La paciente, que había perdido 11 kilos de peso de forma involuntaria, reveló que consumía una docena de chicles sin azúcar al día. Según los investigadores, estos hábitos suponían la ingesta de unos 20 gramos de sorbitol diarios. Tras adoptar una dieta normal, en un sólo año la paciente pudo restablecer su salud intestinal y recuperar el peso perdido.

Continúa leyendo

COMENTARIOS