Mal dormir y mucha ansiedad, enemigos al volante

En fechas como la Navidad muchas personas viajan para reunirse con sus familias. También es típico de las fiestas navideñas el escuchar las campañas de tráfico para intentar evitar accidentes e insistir en la importancia de hábitos como no beber alcohol cuando se va a coger el coche, o no distraerse con el teléfono móvil. Sin embargo, hay otros factores que también son importantes de cara al volante, como por ejemplo el sueño o la ansiedad del conductor. Un estudio reciente realizado en Francia ha demostrado que dormir poco y mal es un factor de riesgo claro para sufrir un accidente de tráfico, como lo son los niveles elevados de ansiedad.

 

En este trabajo, publicado en 2014 en la revista PLOS One, se analizaron un total de 272 casos de accidentes de tráfico atendidos por el servicio de urgencias y otros 272 conductores como grupo control, que no habían sufrido ningún accidente y que fueron parados por la policía de tráfico de forma aleatoria. A todos ellos se les preguntó sobre horas de trabajo, hábitos a la hora de conducir, sueño y sus trastornos y consumo de alcohol u otras sustancias.

 

Los resultados del estudio dan mucho en qué pensar especialmente en estos días en los que hay tanto movimiento de vehículos. El análisis de los datos recogidos demostró que dormirse al volante fue el factor que más predijo los accidentes de tráfico. Además, las personas que dijeron haber dormido mal durante los últimos meses tenían un riesgo más de 3 veces mayor de sufrir un accidente, al igual que aquellos que habían dormido seis horas o menos, cuyo riesgo de un accidente era 1.69 veces mayor que el de los conductores que durmieron más de 6 horas.

 

Por otro lado, encontramos un hallazgo relevante y quizá menos considerado por los propios conductores. Sentir ansiedad o nerviosismo elevado doblaba el riesgo de accidente, y el tomar más de dos medicamentos en las últimas 24 horas triplicaba el riesgo.

 

La conclusión está clara: para evitar accidentes hay que considerar múltiples factores como dormir bien, ir tranquilo, no ingerir drogas, no practicar sexo al volante y prestar mucha atención a la carretera. Toda precaución es poca a la hora de llegar sano y salvo a nuestro destino.

 

Marisa Fernández, Neuropsicóloga Senior, Unobrain

Etiquetas: ansiedaddormir

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS