Los recuerdos de los ratones se pueden controlar

olvidar-miedoUn equipo de investigadores ha conseguido manipular parcialmente los recuerdos de varios ratones de laboratorio, según publica la revista Science. Este trabajo, además de ayudar a los neurocientíficos a comprender mejor los procesos de formación de la memoria, podría ser útil para tratar la esquizofrenia o los síntomas de estrés post-traumático.


"La pregunta que nos interesa es: ¿cómo visualiza el mundo nuestro cerebro?", explica Mark Mayford, uno de los autores del estudio. "Si logramos comprender esto podremos también averiguar qué es lo que falla en situaciones en las que tenemos percepciones inapropiadas".
Los investigadores, del Scripps Research Institute (California), modificaron genéticamente a los ratones de forma que podían activar las neuronas implicadas en la formación de recuerdos específicos cuando les administraban clozapina, un fármaco con el que se trata la esquizofrenia y que recrea experiencias pasadas.
Los científicos querían comprobar si al reactivar la memoria con el fármaco se interfería con la habilidad para generar nuevos recuerdos. Para ello metieron a los animales en una caja de paredes blancas y opacas. Un día después, inyectaron clozapina a los mismos ratones y los metieron en una caja con un fuerte olor y paredes a cuadros en la que los animales recibieron pequeñas descargas eléctricas. Cuando al día siguiente volvían a meterlos en la misma caja, los ratones no se mostraban con miedo o ansiedad, algo que generalmente ocurre cuando un ambiente les recuerda una experiencia traumática. Es decir, la clozapina suministrada antes de entrar les hizo revivir la experiencia de la caja blanca, en la que no sufrieron dolor, y les impidió generar el nuevo recuerdo.
En el segundo experimento los ratones recibieron el fármaco durante la estancia en la segunda caja, y no antes. Como resultado, los animales se paralizaron súbitamente, y se comportaron con ansiedad, lo que efectivamente indicaba que estaban reviviendo la experiencia.


"Cuando estás aprendiendo algo, integras los nuevos conocimientos con la información anterior, y esto hace que muchas veces sea difícil separar los recuerdos", explica Mayford. Los cerebros de personas con estrés post-traumático o esquizofrenia producen falsas percepciones o miedos fuera de contexto. Este trabajo puede orientar futuras investigaciones para el desarrollo de fármacos que puedan combatir estas afecciones.

 

Etiquetas: cerebromemorianeurociencia

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS