Los latinos envejecen más despacio

Un equipo de científicos ha empleado una novedosa herramienta molecular para comparar la tasa de envejecimiento del ADN de diferentes grupos étnicos.

A pesar de presentar tasas más altas de diabetes y otras enfermedades, los hispanos residentes en EEUU tienen una esperanza de vida de tres años más que las personas de raza caucásica: 82 años frente a 79. Esto es lo que se conoce como "Paradoja Hispana", y ahora un equipo de investigadores de la Universidad de California (UCLA) ha descubierto el secreto: el ADN de los latinos envejece más despacio.

Para ello, los científicos emplearon diversos biomarcadores, entre ellos un 'reloj epigenético' con el que se pueden analizar los cambios en el ADN relacionados con el paso el tiempo. De esta forma se puede comparar la edad cronológica con la edad biológica de un tejido. Se analizó el material genético procedente de muestras de sangre – que revela la salud inmunológica del organismo- de 6.000 personas de diferentes etnias: dos grupos africanos, afroamericanos, caucásicos, asiáticos del este, latinos, y tsimanes, pertenecientes a un grupo de indígenas de Bolivia.

SEGURO QUE TE INTERESA...

Los resultados revelaron que la sangre de los latinos y los tsimanes envejece más despacio que la de los otros grupos. Por ejemplo, después de la menopausia, el ADN de las mujeres latinas era 2,4 años más joven que el del resto. "Teníamos la sospecha de que la tasa de envejecimiento ralentizada de los latinos ayuda a neutralizar otros factores de riesgo que en este grupo son más altos, especialmente aquellos relacionados con la obesidad y la inflamación", ha explicado Steve Horvath, autor principal del trabajo. "Nuestros hallazgos sugieren que, efectivamente, los factores genéticos o ambientales relacionados con la etnia pueden influir en la velocidad a la que una persona envejece y, por tanto, en su esperanza de vida".

En el caso de los tsimane, los investigadores descubrieron que su material genético envejece aún más lentamente que el de los latinos: el reloj calculó que su sangre, en términos biológicos, era aproximadamente dos años más joven que para individuos latinos de la misma edad cronológica, y cuatro si se comparaba con los caucásicos. Un reflejo de la salud de esta etnia, que presenta tasas muy bajas de enfermedades del corazón, diabetes, hipertensión y obstrucción de arterias, afirman los investigadores.

"A pesar de las frecuentes infecciones, los tsimane no suelen padecer las enfermedades crónicas que afectan a la sociedad moderna", ha indicado Michael Gurven, coautor del estudio, que se publica en la revista Genome Biology. "Nuestros resultados proporcionan una explicación molecular muy interesante a la robusta salud de este grupo étnico".

Además, los científicos descubrieron que, para los miembros de una misma etnia, tanto la sangre como el tejido cerebral de las mujeres envejecen más despacio que el de los hombres, lo que también puede explicar la mayor esperanza de vida de ellas. En próximos trabajos, el equipo intentará descubrir qué mecanismos moleculares son los responsables de que unos grupos étnicos envejezcan más despacio que otros.

Etiquetas: ADNbiologíaenvejecimientoepigenomagenética

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS