Los humos diésel, los más peligrosos para la salud

traficoQue el humo de los coches y el tabaco no son buenos no es algo nuevo. Ahora, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha elevado la categoría de los humos de los motores diésel al grupo más peligroso para la salud humana, declarándolo causante directo del cáncer en las personas.

La Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer, la IARC, es la encargada de clasificar los compuestos y procesos (como por ejemplo la radiación de las lámparas de bronceado) dentro de las distintas categorías en función de sus posibilidades de causar cáncer. Hasta ahora el humo de los motores diésel estaba incluido dentro del grupo 2A, el de los "probablemente cancerígenos para los humanos", sin embargo ayer mismo el IARC, en base a un completo estudio, ha pasado este tipo de humos de esta categoría al grupo 1, es decir, aquellos "cancerígenos para los humanos".

Para elaborar el estudio se han tenido en cuenta las investigaciones sobre colectivos de la población expuestos más habitualmente al humo del tráfico, como aquellos de las autopistas y las gasolineras. Además, según ha explicado el director del IARC, Christopher Wild, no solo se ha estudiado el humo que generan los coches, sino también los gases de generadores eléctricos y otros medios de transporte como los trenes.

¿Y el resto de gases no son cancerígenos?

Según las palabras del propio organismo, "existen suficientes evidencias de que los gases de combustión de los diésel son cancerígenos para los humanos". Para el caso de los gases expulsados por los motores de gasolina, que pertenecen a la categoría 2B, "posiblemente cancerígenos en humanos" el organismo ha explicado que están buscando nuevas evidencias que puedan suponer un cambio en esta categoría posterior a 1989.

Como explicaba el mismo Wild, "hemos aprendido de otros carcinógenos, como el gas radón, que a estos estudios siempre le siguen evidencias que demuestran el mismo riesgo en la población general". De ahí que hayan instado a los gobiernos a tomar medidas para reducir la exposición a este tipo de gases. En palabras de director del organismo, "Mientras que las competencias de la IARC es establecer la base de pruebas para decisiones reguladoras a nivel nacional e internacional, la conclusión de hoy envía un fuerte mensaje de la necesidad de acciones para la salud pública. Se necesita a nivel mundial, incluyendo a la población más vulnerable de los países desarrollados, donde las nuevas tecnologías y las medidas de protección pueden tardar muchos años en aprobarse".

 

Etiquetas: salud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS