Los genes mandan en el bolsillo

Los genes mandan en el bolsilloUn estudio de David Cesarini, del Departamento de Economía del Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT), revela que, a la hora de tomar ciertas decisiones económicas, nuestra carga genética tiene mucho que decir.

En sus experimentos, Cesarini recurrió al juego del ultimátum, en el que un jugador hace a otro una oferta sobre cómo repartir una suma de dinero. La oferta es un ultimátum: si el segundo jugador la rechaza ninguna de las partes recibe nada, y no hay opción de negociar ni de repetir la partida. Teniendo en cuesta esto, cabría pensar que el segundo jugador siempre acepta lo que le ofrecen. Pero la práctica muestra que la mayoría de los participantes rechaza el dinero, aún a costa de no ganar nada, para "castigar" al proponente cuando hace una oferta que les parece injusta. En concreto, más de la mitad de todos los jugadores rechaza las ofertas que no sobrepasan el 20%.

Utilizando a gemelos para su estudio, Cesarini ha demostrado que la genética afecta en gran medida a las decisiones que toman ambos jugadores en este juego económico. En concreto, los gemelos idénticos tendían a adoptar siempre la misma estrategia, en contraste con los mellizos (con distintos genes), que apenas coincidían en sus decisiones. "Esto plantea una intrigante posibilidad: que muchas de nuestras elecciones personales y económicas podrían estar influenciadas por la genética", apunta el investigador.

Continúa leyendo

COMENTARIOS