Los beneficios de tener múltiples parejas

moscas-apareamientoLa poliandria, o la práctica femenina de aparearse con varios machos, es muy común en el reino animal. Y eso a pesar de que el precio a pagar puede ser alto, como les sucede a las hembras de la mosca de la fruta, que consumen demasiada energía con su comportamiento promiscuo y precipitan de este modo su muerte. Entonces, ¿qué les lleva a comportarse así? Según acaba de descubrir Nancy Weller, de la Universidad de Exeter (Reino Unido), en las moscas la poliandria garantiza la salud de la descendencia.

En concreto, algunos machos de la especie Drosophila pseudoobscura llevan en su cromosoma X el gen SR, que los especialistas clasifican como un gen egoísta porque hace que todos los espermatozoides que llevan el cromosoma Y mueran. Eso implica que estos inviduos sólo producen descendencia femenina, y que su prole lleva en los genes el ADN dañado. A las hembras mosca, lógicamente, no les interesa tener una fertilidad mermada y, por eso, si pudieran escoger, no se aparearían con los machos portadores del gen SR. El problema es que en la vida real es imposible distinguirlos, así que la estrategia que siguen es copular con varios machos para tener más probabilidades de hacerlo con uno "bueno", cuyo esperma compita con el de los machos SR. De esta forma se aseguran tener descendencia tanto masculina como femenina sana.

Las conclusiones del estudio, dice Weller en la revista Science, podrían aplicarse a otras especies que practican la poliandria, incluidos los primates. "Los genes egoístas existen en todos los organismos vivos, y muchos comprometen la fertilidad masculina; esto podría explicar por qué la poliandria es tan común en el mundo animal", asegura. Incluso sugiere que algunos tipos de infertilidad masculina en humanos estén causadas por estos mismos genes egoístas, lo que de ser cierto abriría paso a nuevos tratamientos.

Continúa leyendo

COMENTARIOS