Crean la mayor base de datos del genoma del cáncer

cancer-2015-pulmonPara acelerar el avance en la lucha contra el cáncer y otras enfermedades, el Proyecto del Genoma del Cáncer Pediátrico de la Universidad de Washington, promovido por el Hospital Infantil St. Jude, ha anunciado el lanzamiento de la mayor recopilación de datos del genoma del cáncer humano realizada hasta la fecha, de libre acceso para la comunidad científica global. La cantidad de información dada a conocer duplica el volumen de los datos disponibles actualmente de todo el genoma humano en conjunto, según publica la revista Nature Genetics.

Las 520 secuencias del genoma dadas a conocer pertenecen a muestras de tejidos normales y tumorales de 260 pacientes pediátricos que sufrían cáncer. Los investigadores de St. Jude analizaron las secuencias genómicas para determinar las diferencias entre las células normales y la cancerosas de cada niño y esclarecer las causas de más de media docena de los cánceres infantiles más letales.

"Este estudio ha generado más descubrimientos de lo que creíamos posible", afirma James Downing, científico que lidera el proyecto en St. Jude. "Queremos poner esta información a disposición de la comunidad científica en general, para que, colectivamente, podamos explorar nuevas opciones de tratamiento para estos niños; al compartir la información, esperamos que otros investigadores puedan utilizar este rico recurso para investigar muchos otros tipos de enfermedades", puntualiza Downing.

El Proyecto del Genoma del Cáncer Pediátrico, que comenzó en 2010, es el mayor esfuerzo realizado hasta la fecha para comprender los orígenes genéticos de los tumores. Entre otros hallazgos, los investigadores que estudian la leucemia letal en la infancia temprana, conocida como leucemia linfoblástica aguda infantil, descubrieron inesperadas alteraciones genéticas que podrían cambiar el diagnóstico y el tratamiento en los pacientes con esta enfermedad. Respecto a los esfuerzos por comprender los cambios genéticos que subyacen a un tumor cerebral, llamado glioma intrínseco difuso, los investigadores observaron que un alarmante 78 por ciento de los tumores producían cambios en dos genes, que no habían sido vinculados con el cáncer con anterioridad.

Etiquetas: cáncergenética

Continúa leyendo

COMENTARIOS