Las verduras de hoja verde cuidan el intestino

Dichos vegetales ayudan a mantener la flora bacteriana “buena”.

Las verduras de hoja verde como las espinacas, las acelgas, la rúcula o el apio representan un auténtico escudo protector para nuestro intestino, según se desprende del último estudio llevado a cabo por investigadores dirigidos por Ethan Goddard-Borger, del Instituto Walter and Eliza Hall de Melbourne (Australia), Spencer Williams, del Instituto Bio21 y la Universidad de Melbourne (Australia) y Gideon Davies, de la Universidad de York (Reino Unido).

 

Para llegar a esta conclusión, los expertos consiguieron identificar una enzima hasta ahora desconocida, YihQ, cuya molécula bastante inusual de azúcar, la sulfoquinovosa (SQ), representa el alimento de bacterias, hongos y otros organismos. Las bacterias emplean así esta enzima para absorber y metabolizar estos azúcares con azufre como comida. Esta molécula azucarada es producida por las verduras de hoja verde a razón de 10.000 millones de toneladas al año.

 

Los científicos afirman que este tipo de verduras protege nuestra flora intestinal y limita la capacidad de las bacterias nocivas de crecer y de colonizar nuestro intestino. Así, cuantas más verduras de hoja verde consumamos, más sanos y más protegido estará nuestro intestino, ya que favorecen el crecimiento de una flora saludable. Las bacterias “buenas” predominarán por encima de las “malas”.

 

“Este trabajo arroja luz sobre un misterio que durante 50 años ha rodeado al uso y reciclaje del azufre -un elemento esencial para la vida en la tierra- empleado por los organismos vivos”, explica Spencer Williams.

 

El estudio ha sido publicado en la revista Nature.

 

Etiquetas: alimentaciónbacteriasbeneficios de los alimentossalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS