Las feromonas humanas permiten identificar el género de una persona

Un equipo internacional de científicos ha conseguido demostrar que las feromonas de los seres humanos nos ofrecen información sobre el género de las personas.

 

El cuerpo humano produce ciertas señales químicas (androstadienona en los hombres, que se encuentra en el semen y las axilas; y estratetraenol en las mujeres, que se encuentra en la orina) que informan del género a las personas que se sienten atraídas por ese particular olor y que nuestra nariz es capaz de captar inconscientemente, según afirman los investigadores en el estudio publicado en la revista Current Biology.

 

“Lo novedoso de este estudio es que las feromonas humanas informan sobre la masculinidad o feminidad de la persona que las segrega dependiendo del género y la orientación sexual de quien las detecta”, afirma Wen Zhou, científica de la Academia China de las Ciencias y líder del estudio.

 

Para llegar a esta conclusión los investigadores realizaron un experimento con cuatro grupos de participantes no fumadores y sanos formados 24 hombres heterosexuales, 24 mujeres heterosexuales, 24 varones homosexuales y 24 mujeres homosexuales o bisexuales. La prueba, consistía en identificar en una pantalla si el movimiento de las figuras digitales que aparecían pertenecía a hombres o a mujeres. Los participantes realizaron esta tarea mientras eran expuestos cada día a una solución distinta pero de olor similar (clavo) basada en androstadienona, estratetraenol o a una solución de control.

 

Los resultados demostraron que la solución a base de androstadienona atraía a las mujeres heterosexuales, pero no a los hombres hacia una percepción más masculina de las figuras. De la misma forma, al oler el estratetraenol los hombres heterosexuales percibían las figuras como más femeninas, cosa que no sucedía con las mujeres; además, los investigadores observaron que los hombres homosexuales respondían ante las feromonas de manera similar a las mujeres heterosexuales.

 

“Los resultados proporcionan la primera evidencia directa de que ambas feromonas comunican información sobre género. Y además, demuestran que la percepción visual del género se basa en señales biológicas quimiosensoriales subconscientes, un efecto que hasta ahora era desconocido”, concluye Zhou.

 

Etiquetas: feromonassexualidad

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS