Las bacterias digestivas de personas delgadas pueden usarse como adelgazantes

Recibiendo un puñado de los microorganismos que habitan en el sistema digestivo de las personas delgadas, los individuos obesos podrían perder peso. Así se desprende del trabajo de un grupo de científicos de las universidades de Washington, Colorado y Stanford, todas ellas en Estados Unidos, que tras implantar bacterias del intestino humano en ratones han conseguido alterar su metabolismo y acelerar su tasa metabólica, provocando una pérdida de peso.

Los investigadores demostraron también que extrayendo bacterias fecales de deposiciones de gemelas adultas en las que una de las hermanas era obesa y otra delgada, y trasplantando los gérmenes en roedores, los ratones con microbios de individuos obesos ganaban más peso que los que recibían bacterias de sujetos delgados. "En otras palabras, la ganancia de peso se puede transmitir de humanos a ratones a través de sus microbios digestivos", concluye Rob Knight, coautor del estudio que publica la revista Science y que podría conducir a un nuevo remedio frente al sobrepeso y la obesidad.

El contenido de la dieta también influye en el efecto de esta terapia. Concretamente, en el experimento, los científicos observaron que el proceso de colonización no tuvo lugar cuando a los animales se les suministró una dieta baja en fibra y alta en carbohidratos y grasas.

Etiquetas: bacteriasmicrobiomaobesidad

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS