La vitamina D limita la agresividad del cáncer de próstata

Tomar suplementos de vitamina D podría retrasar o incluso revertir el avance de los tumores de próstata menos agresivos o de bajo grado, sin la necesidad de cirugía o radiación, según el último estudio de la Universidad de Medicina de Carolina del Sur (EE.UU.).

 

Los tumores considerados agresivos requieren de extirpación quirúrgica de la glándula de la próstata o de tratamiento de radioterapia. Los menos agresivos suelen mantenerse en “vigilancia activa” mediante biopsias anuales para ver si ha avanzado o no el cáncer y actuar en consecuencia. Pese a esto, esta incertidumbre respecto a lo que podría pasar genera un entorno de ansiedad malsana que conduce a muchos hombres a someterse a una prostatectomía electiva.

 

En la investigación participaron 37 hombres que querían someterse a prostactetomía electiva. A todos ellos se les suministró aleatoriamente el tratamiento de 4.000 U (100mg) de vitamina D por día o un placebo. Pasados 60 días se extrajeron las glándulas de la próstata de todos ellos y se sometieron a examen.

 

Los resultados preliminares revelaron que muchos de los hombres que recibieron vitamina D mostraron mejorías en sus tumores de próstata, mientras que los tumores en el grupo que había tomado el placebo se quedaron igual o empeoraron. Por si esto fuera poco, la vitamina D provocó cambios drásticos en los niveles de expresión de muchos lípidos y proteínas de la célula, en particular los que participan en la inflamación.

 

“No sabemos todavía si la vitamina D trata o previene el cáncer de próstata. Como mínimo, lo que puede hacer es evitar que los cánceres de próstata de bajo grado se disparen”, explica Bruce Hollis, líder del estudio.

 

Etiquetas: cancer de próstatacáncersaludvitamina D

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS