La precisión de la memoria podría manipularse durante el sueño

A pesar de que el sentido del olfato pueda parecernos intuitivo, casi automático, es una de las primeras cosas que fallan en los trastornos neurodegenerativos (alzhéimer, parkinson, etc) y ahora un equipo de investigadores del NYU Langone Medical Center (EEUU) ha descubierto que la memoria de los olores específicos es de la que depende la capacidad del cerebro para aprender, procesar y recordar con precisión durante la fase de sueño profundo.

 

Los investigadores realizaron un experimento con ratas que demostró que su memoria olfativa se fortalecía cuando los olores detectados el día anterior se repetían durante el sueño. Para llegar a esta conclusión el equipo de científicos entrenó a un grupo de ratas para que reconocieran los olores a través del condicionamiento. Así, descubrieron que cuando se producía un refuerzo de olor durante el sueño, los recuerdos de las ratas se hicieron más profundos incluso que cuando estaban despiertas. Por el contrario, cuando las ratas fueron expuestas durante el sueño a un patrón de olor que no conocían, acabaron con recuerdos falsos de muchos olores diferentes.

 

“Nuestros resultados confirman la importancia de la actividad cerebral durante el sueño para la fuerza y la precisión de la memoria; creemos que durante el sueño de ondas lentas, las neuronas del cerebro se comunican entre sí, y al hacerlo, fortalecen sus conexiones, lo que permite el almacenamiento de información específica”, afirma Donald A. Wilson, profesor en los departamentos de Psiquiatría Infantil y Adolescente y Neurociencia y Fisiología de Langone y autor principal del estudio.

 

Este descubrimiento, publicado en la revista Journal of Neuroscience, es el primero en demostrar que la precisión de la memoria se ve alterada durante el sueño de onda corta.

 

Etiquetas: memorianeurocienciasueño

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS