50 años de la píldora y no todos buenos

 

embarazoMuchas mujeres toman la famosa píldora para evitar el embarazo. Este fármaco anticonceptivo marcó un hito en la historia femenina, pero hasta llegar a la píldora actual la ciencia ha tenido que avanzar mucho...

El 18 de agosto de 1960 se lanzó en Estados Unidos "Enovid", la primera píldora anticonceptiva, con muy buena acogida en el mercado. Sin embargo, comparada con la píldora actual era un fármaco mucho más peligroso. Las mujeres se arriesgaban a padecer efectos secundarios con mucha más facilidad que ahora: cólicos, cáncer de ovario, así como enfermedades pélvicas, cardíacas o hipertensión.

La medicina ha tenido que avanzar mucho hasta alcanzar un medicamento seguro y eficiente como el que existe hoy en día. Las primeras píldoras contenían una combinación de hormonas en dosis muy altas, lo que tenía consecuencias negativas más fuertes y frecuentes en las mujeres que las utilizaban.

Tras varios intentos por mejorar el fármaco, fue casi una década después cuando se comprobó que los estrógenos podían provocar resultados no deseados. Surgió entonces, la necesidad de buscar la dosis más pequeña posible, que no produjera un impacto importante en el sistema hormonal de la mujer y que brindara un buen nivel de anticoncepción.

Avances científicos constantes, anticonceptivo natural

Gracias a los avances científicos, sus efectos secundarios se han minimizado e incluso se han conseguido efectos positivos en la salud y comodidad de la mujer. Esto se debe a que las píldoras de hoy en día necesitan menos dosis para conseguir el mismo resultado, por lo que el impacto hormonal es mucho menor.

Desde la década de los 80 la investigación en anticonceptivos ha sido un campo en constante ebullición. Los parches y los anillos que se empezaron a comercializar en 2002 son el fruto de esta continua búsqueda por mejorar estos medicamentos. El último avance ha sido la creación de la píldora natural, el "Qlaira", un anticonceptivo que libera el mismo estrógeno que produce de forma natural el cuerpo de la mujer. Así se evita la asimilación de hormonas artificiales por el organismo.

Diego López Donaire

 

Etiquetas: embarazohistoriahormonas

Continúa leyendo

COMENTARIOS