La ortodoncia invisible que corrige los dientes

Tener los dientes perfectos no es nada sencillo. Cientos de niños (y no tan niños) han sufrido los famosos brackets dentales que, además de ser incómodos no son estéticos. Por esta razón han diseñado un nuevo método de ortodoncia que no requiere de la colocación de brackets y que es prácticamente invisible. ¿Cómo funciona? 

 

Invisalign es un sistema de ortodoncia invisible que emplea alineadores transparentes que se colocan sobre los dientes descolocados y progresivamente, a lo largo de los meses, acaba alineándolos de manera correcta y gradual. Para ello los ortodoncistas de Propdental analizan la posición de los dientes en 3D y realizan un molde virtual personalizado de la boca del paciente gracias a la tecnología de Align Technology. 

 

A medida que el tratamiento ortodóncico invisible avanza, los dientes van moviéndose hasta adoptar la posición virtualmente planificada en 3D con la tecnología de Clincheck. Este software informático muestra una simulación dinámica virtual de los resultados que se conseguirán en las distintas fases del tratamiento. De esta manera el paciente sabe, tanto el tiempo que durará el mismo, como la mejoría que observará con el paso del tiempo a medida que va cambiando los alineadores por el siguiente de la serie. 

 

Una de las principales ventajas de este innovador sistema, además de su práctica invisibilidad, es la posibilidad de extraerse cuando se necesite. Según los ortodoncistas certificados en invisalign los pacientes deben llevar puestos los alineadores durante el tratamiento unas 20-22 horas diarias, lo que les permite quitárselos en ciertos momentos puntuales, como las comidas, el cepillado o pasarse el hilo dental. Incluso se puede extraer para atender a eventos puntuales como una boda, un cumpleaños o un bautizo.   

 

Por otra parte, a nivel higiénico y de salud mejora sustancialmente los problemas generados por los brackets dentales. Como explican desde las clínicas Propdental, “es posible que los pacientes tratados con Invisalign no tienen reabsorciones radiculares, tal y como sucede con el 10% de los usuarios tratados con ortodoncia fija”. Además de evitar los antiestéticos restos de comida almacenados entre los brackets dentales. 

 

El método Invisalign ha supuesto el avance odontológico más destacado de los últimos 30 años” explican los ortodoncistas de las clínicas Propdental. Y continúa renovándose y mejorando las posibilidades de tratar distintos problemas bucales. Mientras que inicialmente solo era capaz de corregir ciertas posiciones incorrectas de los dientes, en la actualidad puede incluso solucionar problemas en la mordida. 

 

Para mucha gente el aspecto exterior y la estética son fundamentales en su día a día. De hecho, la sonrisa es la forma de expresar los sentimientos más extendida en nuestra sociedad y un gesto fundamental a la hora de relacionarnos con los demás. Este innovador sistema de corrección de los dientes consigue precisamente eso, que sonreír no sea un acto incómodo, sino un gesto natural y único de cada persona.

 

Continúa leyendo

COMENTARIOS