La nicotina podría prevenir el envejecimiento del cerebro

Los investigadores se centran en los receptores nicotínicos del cerebro como posibles herramientas útiles para tratar el deterioro de las funciones cerebrales.

No se trata de hablar sobre los “beneficios para la salud” de la nicotina, pero un nuevo estudio llevado a cabo por la Escuela de Medicina A & M de Texas (EE.UU.) revela que esta sustancia química adictiva que se encuentra en el tabaco podría protegernos contra el envejecimiento del cerebro. El estudio ha sido publicado en la revista Journal of Toxicology.

 

Estudios anteriores tanto con animales como en humanos han demostrado que la nicotina tiene posibles beneficios cognitivos pues esta sustancia activa los receptores nicotínicos de acetilcolina (nAChR) en el cerebro, que ha sido asociado a la reducción de la neurodegeneración y que está involucrado en varias funciones centrales como el control voluntario del movimiento, la memoria, la atención, el sueño o la ansiedad.

 

“El uso medicinal de la nicotina o agonistas de nAChR, podría tener grandes efectos beneficiosos para la salud humana”, señalan los autores

Para su estudio, los científicos utilizaron modelos de ratón para investigar los efectos de la nicotina -en distintas dosis: baja, media y alta- sobre el apetito, el peso, la ansiedad y los niveles de receptores nicotínicos en el cerebro.

 

Los resultados revelaron que los roedores que recibieron dosis bajas y medias de nicotina no presentaron cambios de ningún tipo; por el contrario, los que recibieron dosis altas, mostraron una reducción en la ingesta de alimentos y de su peso corporal así como un aumento de los receptores nicotínicos en el cerebro, así como un aumento en la ansiedad.

 

Los investigadores planean llevar a cabo más estudios para investigar los efectos de la nicotina contra la neurodegeneración en ratones de edad avanzada, así como determinar si la capacidad de la nicotina para reducir el apetito y el aumento de peso, explica su posible efecto protector contra el envejecimiento del cerebro.

“Al final no hemos demostrado que esta droga adictiva sea segura - y ciertamente no lo es de ningún modo durante la niñez o la adolescencia -, pero los beneficios superan a los riesgos potenciales”, explica Ursula Winzer-Serhan, líder del trabajo.

 

Etiquetas: cerebrosaludtabaco

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS