La moda pasajera de los nombres

la moda pasajera de los nombresCuanto más rápido se pone de moda un nombre, más rápido se esfuma su encanto. Al menos esa es la conclusión a la que ha llegado el experto en marketing estadounidense Jonah Berger, de la Universidad de Pennsylvania, tras estudiar la evolución de 2.570 nombres propios en Estados Unidos y Francia en el último siglo. En Estados Unidos, por ejemplo, la popularidad del nombre Charlene creció entre 1910 y 1950, pero disminuyó en los 50 años siguientes.Tricia, en cambio, tuvo vertiginoso ascenso entre 1950 y 1970, para caer después drásticamente hasta 1990. Y algo similar sucedió con Kristi.

Según publican los investigadores hoy en la revista científica PNAS, los nombres que más rápido se ponen de moda se eligen menos, pues los padres tienen miedo de que luego dejen de estarlo. En España, el ejemplo más reciente podría ser el "boom" de 'Letizias', que pasó rápido y apenas dejó huella estadística. Berger asegura que los nombres son especialmente adecuados para investigar las preferencias culturales, puesto que no les influyen los avances tecnológicos ni las campañas publicitarias. Sin embargo, la duración de la popularidad de los nombres no es fácilmente trasladable a otros aspectos culturales, afirma.

En España, en la década de los 70, 80 y 90, llamarse David estaba de moda, mientras entre las mujeres triunfaba Carmen, Laura y María. Actualmente el nombre de mujer más frecuente es Lucía, y entre los varones ocupan el primer puesto Daniel y Alejandro.

Artículos relacionados · ¿Cuál es el nombre más raro que existe? (Preguntas&Respuestas)
· ¿Es chico o chica? (De Palabras)
· El doctor Mata (De Palabras)

Continúa leyendo

COMENTARIOS