La luz del supermercado le sienta bien a las verduras

Investigadores del Departamento de Agricultura estadounidense demostraron hace poco que las hojas de espinacas que reciben luz directa durante el período almacenamiento en el supermercado contienen más densidad de nutrientes que las que permanecen a oscuras, por ejemplo por estar colocadas en las filas posteriores de la nevera.

Para el estudio, los investigadores expusieron varios paquetes de espinacas a una cantidad de luz equiparable a la que recibirían estos mismos paquetes si estuvieran colocados en primera línea iluminados por una lámpara fluorescente encendida durante 24 horas. Y compararon su contenido con el de espinacas almacenadas dentro de una bolsa de papel, lo que equivale al efecto de "sombra" que experimentan paquetes de verduras frescas colocados en filas posteriores. Ambos se conservaron a cuatro grados centígrados, la misma temperatura a la que suelen conservarse en los supermercados. De este modo demostraron que la luz fomentaba la fotosíntesis y hacía que aumentaran los niveles de carotenoides y de vitaminas C, E, K y B9, así como la concentración de folatos. Sus conclusiones se publicaron en la revista Journal of Agricultural and Food Chemistry.

Etiquetas: fotosíntesis

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS