La fascinación promueve el comportamiento altruista

Provocar una sensación de sorpresa o fascinación en las personas puede llevarlas a tener un comportamiento social más útil, altruista y positivo, según el último estudio llevado a cabo por la Universidad de California en Irvine (EE.UU.) y publicado por la revista The Journal of Personality and Social Psychology.

 

“Nuestra investigación indica que la fascinación, aunque a menudo fugaz y difícil de describir, cumple una función social vital. Al disminuir el énfasis en el yo individual, la sorpresa puede animar a la gente a renunciar a su propio interés estricto para mejorar el bienestar de los demás”, comenta Paul Piff, líder del estudio.

 

En total los científicos llevaron a cabo cinco estudios en total. En el primero de ellos, 1.500 personas cumplimentaron un cuestionario acerca de su predisposición al asombro, descubriendo una asociación significativa entre la tendencia al asombro y la generosidad. En los demás experimentos, pidieron a diferentes grupos de personas (formadas desde 75 individuos hasta 254) que participaran en una actividad diseñada para provocar sorpresa u otros estados neutros.

 

Los psicólogos midieron los comportamientos prosociales de los participantes en cada uno de los experimentos con idéntica conclusión: la fascinación o sorpresa tiene una asociación significativa a tendencias prosociales.

 

“A través de todos estos diferentes inductores de asombro, encontramos el mismo tipo de efectos; las personas se sentían menos egocéntricas, y sus comportamientos se volvían mucho más pro-sociales. La fascinación contribuye al bien común. ¿Puede hacer que seamos más caritativos, que más voluntarios se presenten para ayudar a los demás o que nos preocupemos más por nuestro impacto en el medio ambiente? Nuestra investigación sugiere que la respuesta es sí”, sentencia Piff.

 

Etiquetas: psicologíasalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS