La falta de sueño aumenta los pensamientos negativos

Preocuparse excesivamente por el futuro, hurgar demasiado en el pasado, experimentar pensamientos invasivos… Son los síntomas de trastornos psicológicos comunes, como la ansiedad, la depresión o el estrés postraumático.

 

Antes ya se había relacionado esa batería de malos rollos recurrentes con los problemas a la hora de dormir, pero ahora acaban de publicarse los resultados de un estudio sistemático.

 

Jacob Nota y Meredith Cole, de la Universidad de Binghamton (EE. UU.), sometieron a 100 jóvenes adultos a una serie de cuestionarios y tareas computerizadas, además de preguntarles si eran más nocturnos o diurnos. Así observaron que los voluntarios que experimentaban más a menudo pensamientos negativos se acostaban más tarde o dedicaban menos horas al sueño. También parece claro que el “runrún” mental afecta a la calidad del descanso nocturno.

 

Los investigadores sugieren, por tanto, que las terapias contra los trastornos que llevan aparejados estos síntomas incidan en que dediquemos un tercio de nuestra vida a abandonarnos a los brazos de Morfeo.

Etiquetas: dormirinsomniosaludsueño

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS