La falta de luz provoca depresión

raton-cantaNo es un mito. Durante el invierno son más frecuentes los estados de depresión y melancolía, y en los países nórdicos, con largos inviernos de casi total oscuridad, la tasa de suicidios es más elevada que en otros lugares del planeta. Un estudio científico publicado en la revista Nature ha demostrado que los ratones expuestos a cantidades de luz menores y más irregulares sufren depresión y experimentan problemas de aprendizaje.


Los científicos, de las Universidades Rider y Johns Hopkins, dividieron a los ratones en dos grupos, el primero sometido a un ciclo normal de 12 horas de luz y 12 de oscuridad, y el segundo con un ciclo anormal que consistía en 3,5 horas de luz y 3,5 horas de oscuridad. Como indicador del trastorno depresivo, los investigadores compararon los niveles de corticosterona de ambos grupos, y encontraron que los ratones sometidos a un ciclo irregular tenían mayores concentraciones de la misma. Esta hormona se segrega como respuesta a momentos de ansiedad, lo que indica una mayor tendencia a sufrir procesos depresivos.

Por otro lado, la falta de luz también provocó dificultades en el aprendizaje. Mediante una prueba en la que los animales debían localizar una plataforma escondida, los científicos observaron que los ratones expuestos a ciclos anormales necesitaban más intentos para finalizar la búsqueda con éxito. "Estos resultados indican un déficit de aprendizaje en la región cerebral del hipocampo", afirman en su estudio.
Además, los autores estudiaron el efecto del tratamiento con el antidepresivo fluoxetina o Prozac en los ratones con carencias de luz, comprobando que reducía el comportamiento depresivo de los mismos.

 

Etiquetas: cerebrodepresiónsalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS