La falta de hierro afecta al funcionamiento del cerebro

Un estudio demuestra que tener niveles bajos de este mineral afecta al rendimiento cognitivo.

No hay duda de que tener buena salud es importante. Mantener niveles adecuados de vitaminas, glucosa, etc. nos permite rendir bien porque son importantes para el correcto funcionamiento del cerebro. Otra de las variables importantes es el hierro. Al menos un estudio reciente nos alerta sobre las posibles consecuencias de tener bajos niveles de este mineral. El trabajo ha sido publicado recientemente en The Journal of Nutrition (2016) y lo han llevado a cabo  dos investigadores del Departamento de Ciencias Nutricionales de la Universidad Estatal de Pensilvania en Estados Unidos.

En el experimento participaron un total de 127 mujeres jóvenes (entre 18 y 35 años)  a las que se tomaron diversos marcadores hematológicos y se les realizaron diversos test cognitivos. El objetivo del estudio era analizar cómo una deficiencia de hierro en mujeres sin anemia y en edad reproductiva podría afectar al rendimiento en tareas mentales. Para ello midieron, entre otras cosas, los niveles de hemoglobina, ferritina, transferrina y los niveles totales de hierro en el cuerpo. En cuanto a la evaluación cognitiva se aplicaron pruebas de funciones ejecutivas, incluyendo tareas de control inhibitorio, planificación, atención y memoria de trabajo.

Los resultados mostraron algunos datos interesantes. Al parecer, el tener un buen nivel de hierro se asoció con mejores tiempos de reacción, mejor control inhibitorio y mejor capacidad de planificación. Curiosamente, y de forma inesperada, se observó que en las mujeres participantes, aquellas que tenían los mejores índices de hierro tuvieron un peor rendimiento en la memoria de trabajo. Según los autores, este hallazgo podría estar relacionado con una interferencia en las redes que conectan el cortex prefrontal con el hipocampo.

Parece que los niveles de hierro son relevantes para rendir bien en ciertas tareas mentales, y no solo en cuanto a evitar estados anémicos, si no en mujeres jóvenes sanas. Es una muestra más de que para el cerebro la nutrición también es muy importante.

Marisa Fernández, Neuropsicóloga Senior, Unobrain

Etiquetas: alimentacióncerebrocerebro humanosalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS